Sobre Chesa Boudin

Los padres de Chesa Boudin fueron encarcelados cuando él tenía tan solo catorce meses por manejar el camión de escape durante un robo en el que trágicamente murieron tres personas.

El padre de Chesa todavía se encuentra encarcelado. Chesa conoce por experiencia propia los impactos destructivos de la encarcelación masiva. Él ha tenido que pasar por detectores de metales y puertas de hierro solo para darle un abrazo a sus padres.  Él ha visto como amigos con los que creció, también han terminado en la cárcel.

Esas experiencias llevaron a que Chesa dedicara su carrera a tener un país más seguro a través de la reforma del sistema de justicia. Comenzando en el bachillerato él habló en charlas en nombre de los hijos de padres encarcelados.

A través de su educación en Yale y como becario de Rhodes en la Universidad de Oxford, Chesa continuó abogando por reformas. Después de la escuela de leyes, trabajó para dos jueces federales manejando juicios criminales y apelaciones, autorizando órdenes de búsqueda y aprendiendo sobre los estándares más altos de ética e integridad en la aplicacion de la leyes.

Como Defensor Público de la ciudad de San Francisco, Chesa ha manejado más de 300 casos criminals, incluyendo: atento de asesinato, balaceras, apuñalamientos, venta de drogas, secuestros y robo de autos. Él tiene un entendimiento directo de lo que toma reducir los índices de reincidencia y redireccionar a los arrestados hacia los estudios y el trabajo.

Chesa también ha sido un líder en San Francisco y a través del país en  la reforma fundamental del sistema de justicia. Ha trabajado directamente con las víctimas del crímen y familias de prisioneros para hacer que el sistema les sirva mejor. Chesa ha liderado esfuerzos en San Francisco y California para reformar nuestro injusto sistema de fianzas, protegiendo a inmigrantes de la deportación y estableciendo un programa de liberación preventiva para aumentar la equidad, al permitir que los acusados conserven sus trabajos y viviendas mientras navegan el sistema.

Como el nuevo Fiscal, la prioridad de Chesa es mejorar la seguridad pública, reformando fundamentalmente nuestro sistema de justicia criminal, el cual está roto, es devastadormente costoso, ineficiente, injusto e inhumano. El sistema no funciona porque  2/3 de las personas que son arrestadas y procesadas, regresan al sistema dentro de unos años.

CHESA TRABAJARÁ PARA:

  • Terminar con la encarcelación masiva. 2/3 de las personas regresan a la prisión a los tres años de haber salido. Rompiendo el ciclo de criminalidad y encarcelación es la única forma de obtener más seguridad.
  • Darle voz a las víctimas en todos los casos. La justicia debe incluirnos a todos.
  • Eliminar la fianza monetaria. Le permite a personas peligrosas con dinero comprar su libertad, mientras los pobres languidecen en la cárcel, independientemente de la debilidad de la evidencia en su contra.
  • Igual cumplimiento de la ley. Procesar efectivamente la mala conducta policial. Investigar y procesar la corrupción política, el crímen corporativo y los propietarios que rompen las leyes para explotar a sus inquilinos.
  • Acabar con la disparidad racial. La cual plaga todos los pasos de nuestro sistema de justicia criminal.
  • Tratar cada arresto como una oportunidad para una rehabilitación. En San Francisco 75% de las personas procesadas en la carcel sufre de graves enfermedades mentales, adicción a las drogas o ambas.
  • Enfocar los recursos en crímenes graves y violentos. Dos tercios de los casos que van a juicio en San Francisco son por delitos menores, lo cual es un desperdicio de recursos.